Exposición Fotográfica “Puede ser cualquiera”

La exposición Fotográfica “Puede ser cualquiera” de la Asociación Feministas Bercianas se mostrará en la Sala de Exposiciones Sierra- Pambley c/ Dámaso Merino 2 desde el día 10 hasta el 23 de noviembre, en horario de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00 de lunes a viernes, y los sábados solo por las mañanas.

En esta exposición se pone el foco en la demanda, en el putero. El objetivo es señalar que no existe un perfil del putero, que podría ser cualquiera, cualquier hombre (1 de cada 4), y recordarnos como sin demanda no hay prostitución, sin prostitución no hay trata. Cada fotografía de la exposición va acompañada de un pasaje donde aparecen textualmente frases y párrafos sacados de foros de internet de puteros. La exposición no está recomendada para menores de 13 años.
Estos actos se han programado con ocasion del 30 aniversario de ADAVAS,, en los cuales día tras día se han defendido los derechos de las mujeres y de menores que lo han necesitado, a través de la asistencia y apoyo psicológico, jurídico y social, y han realizado tareas de sensibilización, formación y prevención de la violencia machista y violencia sexual.

Texto leído por ADAVAS con este motivo durante la inauguración

«La prostitución es una de las caras más adversas de la violencia machista. Su abolición es el objetivo del feminismo abolicionista del que ADAVAS forma parte. la falta de humanidad de los hombres que demandan prostitución es evidente en esta exposición.

A cada fotografía le acompaña un pequeño texto donde aparecen frases y párrafos textuales de foros de puteros que al ponerlo en combinación con la foto se evidencia que putero puede ser cualquiera.

España es el país europeo con mayor demanda de prostitución y el tercero a nivel mundial, y donde el consumo de prostitución está menos desprestigiado, sin que exista reproche social. Es un acto que los puteros se regalan a sí mismos como premio.

La diversión, el relax, el entretenimiento, la ruptura de la rutina, son algunas de las excusas; por eso aparece como un elemento más de la industria del ocio, despolitizando la prostitución.

Según Naciones Unidas, el 39% de los hombres españoles ha pagado en alguna ocasión para ejercer poder a través de violaciones pagadas.

El libre acceso al cuerpo de las mujeres está garantizado en la casi totalidad del planeta porque la prostitución, como institución patriarcal internacional y globalizada, se basa en sostener que todo hombre tiene el supuesto derecho a satisfacer su deseo sexual por una cantidad variable de dinero.

Ellas no son sujetos; son los objetos, las mercancías expuestas para el comprador, por lo que el debate debe focalizarse en el prostituidor como la causa primera de la existencia de un mercado de mujeres.

Muchos hombres en las relaciones sociales y personales experimentan una pérdida de poder y de masculinidad y no consiguen crear relaciones de reciprocidad y respeto con las mujeres con quienes se relacionan. Lo que buscan en realidad es una experiencia de dominio y control sobre mujeres cada vez más jóvenes.

Los hombres que acuden a la prostitución no quieren establecer una relación de igualdad con las mujeres, pues creen que ellas deben de estar a su servicio. Los hombres deben resolver su socialización para aprender a vivir sin ejercer violencia contra las mujeres.

Si no hay demanda, no hay prostitución. Si no hay prostitución, no hay trata. Si no hay trata no hay proxenetas. Si no hay demanda, ni prostitución, ni trata, ni proxenetas viviremos en un mundo mejor.

Debemos centrar las medidas en la erradicación de la demanda.»

La Exposición en León

A %d blogueros les gusta esto: