Día INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA NIÑA EN LA CIENCIA

"El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia se celebra el 11 de febrero. Fue proclamado en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, además para lograr la igualdad de género"

Día INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA NIÑA EN LA CIENCIA
Porque, ¿sabías que Françoise Barré-Sinoussi es una bioquímica francesa ganadora   junto a Luc Montagnier  del Premio Nobel de Medicina en 2008 por su descubrimiento del virus de inmunodeficiencia humana que produce el síndrome de inmunodeficiencia humana, SIDA?

Si en todos los sectores de la sociedad las niñas y las mujeres siguen encontrando obstáculos que impiden su plena integración y su pleno desarrollo, es en la ciencia donde quizá se encuentra uno de los mayores sesgos y una mayor discriminación.

El deterioro casi irreversible del planeta como ente vivo al que hemos herido de muerte, pone en peligro nuestra propia existencia futura.  El mundo, los países, las sociedades, y todas las instituciones internacionales, nacionales y locales tienen retos de gran calado. El cambio climático, la lucha por vencer las epidemias, la pobreza endémica y los conflictos bélicos que nos devuelven cruelmente a tiempos no muy lejanos y que creíamos superados, son desafíos que hemos de erradicar desde una perspectiva abierta, integradora y justa.

Se hace imprescindible para ello la sinergia entre todas las capacidades y todos los talentos de la sociedad. Las mujeres han alcanzado cotas de saber y de cualificación académica en estas últimas décadas que superan en muchos sectores a las de los hombres, pero ello no es suficiente, han de imponerse políticas positivas para que en los estadios más avanzados las mujeres logren una mayor representatividad que les permita estar en los centros de poder donde son tomadas las decisiones que nos afectan a todas y a todos. Es necesario que las mujeres estén presentes en todos y cada uno de los campos de la investigación científica, aportando creatividad, conocimiento  y perspectiva en valores de igualdad y derechos.

De este modo, el empoderamiento en  conocimiento y representatividad de la niña y la mujer es imprescindible para evitar el retroceso, para que los movimientos pendulares de la sociedad y de la historia no nos devuelvan una y otra vez a la invisibilidad, al ostracismo y con ello, al olvido.

El olvido ha sido a lo largo de la historia el castigo que han recibido las mujeres que en su momento consiguieron logros que hicieron avanzar a la humanidad en su camino hacia el progreso. El robo y la usurpación de su prestigio y de sus conocimientos ha sido la manera de hacer de muchos de los hombres que convivieron con ellas y que no dudaron en infravalorar y menospreciar su valía para hacer imposible su reconocimiento y su perdurabilidad en el tiempo.

Porque, ¿sabías que  Hypatia Siglo IV fue una de las más importantes filósofas de la antigüedad?

Porque, ¿sabías que Marie Curie es considerada hasta hoy como la Madre de la Física Moderna y que ganó el premio Nobel?

Porque, ¿sabías que María Teresa Ruíz descubrió un inusual cuerpo celeste que hasta entonces nunca había sido observado: la primera enana “café” de baja masa (objetos estelares que no poseen luz propia)?

Porque, ¿sabías que Françoise Barré-Sinoussi es una bioquímica francesa ganadora   junto a Luc Montagnier  del Premio Nobel de Medicina en 2008 por su descubrimiento del virus de inmunodeficiencia humana que produce el síndrome de inmunodeficiencia humana, SIDA?

Porque, ¿sabías que Katherine Johnson fue una de las mujeres matemáticas afroamericanas pioneras en ciencia espacial e informática que calculó la trayectoria de Alan Shepard, el primer estadounidense que viajó al espacio, y que también estuvo a cargo de evaluar los cálculos de la misión que envió al primer astronauta a orbitar la Tierra?. Sus cálculos resultaron  esenciales para el éxito del famoso programa Apolo en el aterrizaje en la Luna.

Interminable es la maravillosa lista de mujeres excepcionales que no podemos enumerar por lo larga e infinita que resultaría. Todas ellas contribuyeron a grandes cambios, al progreso y al bienestar social a lo largo de la historia. Se impone por nuestra parte, mujeres de nuestro tiempo,  reivindicarlas y hacerlas visibles, orgullosas todas nosotras de que así sea.

Es de justicia social lograr que las mujeres y los hombres vivan de una vez por todas en igualdad sin entrar en conflictos y sin que los hombres vean a las mujeres como  una amenaza que atenta contra sus privilegios de siglos. Privilegios que viven como derechos inalienables porque la sociedad así se lo ha hecho creer y consentido.

La historia escrita siempre por los hombres ha obviado visibilizar a las mujeres en los textos de la educación académica, creando una distorsión de la realidad y un agravio hacia ellas que urge cambiar y restituir para los tiempos venideros. Son tantas las mujeres que han destacado en la Ciencia y en el resto de disciplinas y cuyos logros no conocemos, porque se siguen ocultando,  que nunca serán muchas ni suficientes todas las políticas para subsanar ese error histórico.

 

Escríbenos
O llámanos al SERVICIO DE SENSIBILIZACIÓN, PREVENCIÓN Y FORMACIÓN de ADAVAS
A %d blogueros les gusta esto: