• fundacion

    Historia

  • historia

    Evolución

    Hoy día, los fines de la asociación son los mismos, pero intensificados y actualizados según la evolución de la problemática social, dado que las agresiones sexuales y los malos tratos, a pesar de la constante lucha, siguen produciéndose en base a la raíz que los sustenta, y que no es otra que la desigualdad real entre las mujeres y los hombres.

En enero de 1991, la Asociación Leonesa de Mujeres Flora Tristán – hoy, Asociación Feminista “Flora Tristán” – crea la Asociación de Asistencia a Mujeres violadas de Castilla y León, actual ADAVAS, ante la indefensión y el olvido en el que se encontraban las víctimas de agresiones sexuales. Así consta, en su memoria anual de 1991 que dice: “La Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas de Castilla y León, surge como respuesta a la inquietud que, sobre las agresiones sexuales, siente un grupo de mujeres desde hace tiempo y que se sensibiliza definitivamente como consecuencia de 15 agresiones denunciadas en la ciudad de León (violaciones fundamentalmente), que protagoniza durante el año 89 y parte del 90 el ya popular, y por fin en prisión, “Violador del chándal”.

Fue a partir de 1993 cuando, con la concesión de la primera subvención por parte del entonces Ministerio de Asuntos Sociales, se pudo alquilar un local y contar con un equipo de profesionales (abogada, psicóloga, coordinadora…).

En 1997, la asociación cambia su nombre por el de ADAVAS – Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales

La asistencia ofrecida hasta el año 2001, estaba limitada a víctimas de violencia sexual; a partir de ese año, y ante la creciente demanda de ayuda, se comenzó a trabajar en la atención a las mujeres víctimas de malos tratos por parte de su pareja o expareja, es por ello que en el 2004, la asociación amplía su actividad y cambia su nombre por el de: ADAVAS – Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica.

Hoy día, los fines de la asociación son los mismos, pero intensificados y actualizados según la evolución de la problemática social, dado que las agresiones sexuales y los malos tratos, a pesar de la constante lucha, siguen produciéndose en base a la raíz que los sustenta, y que no es otra que la desigualdad real entre las mujeres y los hombres.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

A %d blogueros les gusta esto: